Rodeada de maestros y maestras

«En este espacio comparto, con todo el cariño, la sabiduría de las personas a las que tengo el honor de acompañar o que me he encontrado en mi camino. Sus frases son un regalo. Gracias por enseñarme cada día» 

"Ayer un señor en final de vida cantaba una jota aragonesa de su tierra, a pleno pulmón. Feliz, decía, porque pronto se iría con sus familiares al cielo. Sobraban las palabras ante tanta hermosura. Tanto para aprender de él...

"Gracias, gracias, a todas las personas bellas que habéis participado en las formaciones de este cuatrimestre y en las anteriores. Deseo que estas Fiestas vuestra presencia irradie más que nunca ternura y amor hacia las personas que sufren a vuestro alrededor. Os dejo este regalo inspirador”....

Deseo que estas vacaciones os permitan construir un apartamento de paz en vuestro limbo, que permanezca en vosotros y vosotras en vuestra vida cotidiana. Gracias por enseñarme tanto J. Miguel, un honor haberte acompañado....

"Estos días de pandemia, acompañando a profesionales sanitarios, he podido aprender que en momentos como ahora en los que estamos en "modo supervivencia", la risa y la alegría son herramientas maravillosas para recuperar energía, anclarnos a la vida, descargar la tristeza y respirar sin ansiedad. Gracias...

Os deseo que estas Fiestas y en el 2020 nos atrevamos a ser luz y poder así acompañar a quiénes están buscando la suya....

Con mucha frecuencia la enfermedad va acompañada de la soledad. Hay personas ingresadas días y días, que sufren por su enfermedad y también por la soledad. Humildad y agradecimiento hacia estos y estas profesionales que con sencillez e invisibilidad trabajan y simultáneamente acompañan, aportando su sabiduría...

Es un honor poder iniciar este periodo post vacacional y entrada del otoño, con las frases de una persona que partió este mes de agosto con una inmensa sonrisa. Incluso cuando el dolor era insoportable su primera pregunta era: "Y tú ¿cómo estás?" Gracias por tu...

El ego o la personalidad tienen su razón de existir, nos ayudan a sobrevivir, pero no es preciso que gobiernen nuestra vida anulando la posibilidad de sentir el alma....

Durante el acompañamiento espiritual, saber bajar los ojos es respetar el ritmo suave que la otra persona necesita, para acercarse a su propia ternura y profundidad, en momentos de intenso sufrimiento....

Acompañar a Maria J fue para mí aprender, aprender y aprender. Con 54 años, su propósito era morir en paz y la poca energía que le quedaba la dedicaba a preparar incluso los detalles de su funeral. Cuánto valor y cuánta paz. Nunca la olvidaré....

Con “Rodeada de maestros y maestras” abrimos un nuevo espacio en la web que simultanearemos también en las redes sociales. En este espacio compartiré, con todo el cariño, frases de las personas que tengo el honor de acompañar o que me he encontrado en mi camino. Frases...

Loading new posts...
No more posts